Modelo de webcam

Modelo de webcam


La última moda es ser modelo de webcam, te da dinero y no eres una puta, pues nadie te toca, al menos no tienes sexo con desconocidos por dinero. Todo comenzó cuando un día con mi novio que es un pervertido sexual nos pusimos a follar delante de una cámara de video para después poder verlo, en otras ocasiones ponernos cachondos y follar más aún. Un día pillo al salido de mi marido mirando una web donde chicas en directo se desnudaban y hacían guarrerías con ellas mismas. Por supuesto el escándalo que le cayó encima al pobre de mi novio fue monumental , hasta que me pudo calmar y me dijo que estaba mirando esas chicas para aprender como hacían y hacerlo nosotros también para ganar dinero. Ahí ya me calle del todo porque menciono la palabra magina “dinero”.
Me dijo que ya que nos gustaba filmarnos para vernos después, porque no nos inscribíamos en una de esas web los dos como pareja y hacíamos las guarrerías y follábamos como locos pero ganando dinero, haciendo que la gente pague por vernos en directo.
La idea me pareció genial, mejor imposible, además lo podíamos hacer desde casa, podíamos a través de la cámara del portátil movernos por donde quiera y mostrarnos desde todos los ángulos habidos y por haber.

Rápidamente nos inscribimos y empezamos a transmitir en directo iniciándome como modelo de webcam, aunque en realidad me sentía como una artista de televisión o una súper pornostar.
Primero empezamos mi novio y yo juntos, cada día estábamos 8 o más horas transmitiendo y prácticamente desnudos. Chupándole la polla constantemente y el pobre ahí follándome acababa agotado. Después el me dejaba sola a mí un rato, pues muchas hombres no quieren ver competencias o prefieren verme sola para ellos hacer volar sus fantasías y convertirme en su novia, amante o algo así. A mí me daba igual pues nunca me verían en persona y podrían estar en la otra punta del mundo.
Poco a poco le fuimos cogiendo gusto a la cosa hasta que se nos ocurrió invitar a una amiga mía. Ella también es una viciosa como nosotros y ya que íbamos a ganar dinero, pues porque no hacer tríos o lésbicos, en teoría eso gustaría más y así fue.
Mi amiga acepto y comenzamos transmitiendo los tres juntos. Según fueran apareciendo curiosos nos íbamos desnudando y jugando entre nosotros. Yo le daba besitos a mi amiga, ella se los daba a mi novio y entre los tres y según fueran pagando pues ya la cosa se iba calentando más, hasta que mi novio empezaba a follarnos a las dos y generalmente terminábamos mi amiga y yo chupándonos mutuamente los coños y disfrutando de lo lindo.
Y desde entonces ya mi novio y yo juntos, o yo sola, o el trio o lésbico con mi amiga cada día, de la semana nos ponemos a transmitir en directo y yo me siento muy realizada como modelo de webcam.

Siempre me gusto tener fama y ser conocida y actualmente a nivel mundial miles de personas en el mundo me conocen y me desean como una de las mejores modelos de webcam. Me satisface ver videos míos como si fueran virus por toda la red follando con mi novio, mi amiga o entre los tres, videos por supuesto que graba mi propio novio, y que fueron la clave de todo. Muchos de los que nos ven a través de la webcam compran estos videos, porque pueden verlo indefinidamente y masturbarse o al menos disfrutar de lo que están mirando supongo yo.
Lo único que sé es que mi relación de pareja está más fuerte que nunca a pesar de todo, y es que nacimos para ser famosos, actores porno, o al menos como yo, ser una orgullosa modelo de webcam.

Si deseas vernos entra en nuestra página y disfruta de la maravilla del sexo en pareja, solo, o nuestros tríos.

Comparte ➡Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario